jueves, 21 de mayo de 2015

Tengo guitarra,una Fender Telecaster.

  Tengo una guitarra, por fin, en casa hay muchas guitarras, pero esta es la mía. Y se lllama LOLA.



Resultado de imagen de fotos guitarras fender telecaster
900 × 29

jueves, 14 de mayo de 2015

En España se tortura impunemente.................por Lidia Falcón.

En España se tortura impunemente

14may 2015
Compartir: facebook twitter meneame
20 comentarios
Isabel Aparicio Sánchez ha muerto el pasado 1 de abril en la Prisión de Zuera en Zaragoza. Isabel Aparicio Sánchez había cumplido 60 años el pasado 2 de febrero. Llevaba presa desde 2007 y ya había pasado anteriormente por prisión otros cuatro años a partir de 1980. Madrileña, militante histórica del PCE(r) desde su fundación en 1975, padecía innumerables problemas médicos no atendidos desde su ingreso en prisión. Isabel tenía enfermedades de carácter grave que no habían sido tratadas en ningún momento, ni derivadas a hospitales, por lo que su gravedad estaba aumentando cada día, hasta ocasionar su muerte. No fue jamás tratada de su artrosis degenerativa general, ni de su osteoporosis, ni del desplazamiento de sus vértebras lumbares, ni de su hernia de disco, ni de sus problemas de respiración y sinusitis grave y crónica que han sido en definitiva los que la han matado.
El 27 de abril, “apareció” muerto otro preso en la cárcel de Villabona, el vigésimo séptimo desde 2011, según cifras oficiales, el tercero en los últimos seis meses. Era Omar González López,  de la cuenca minera asturiana, langreano, con 29 años. Entre 2011 y 2014, fallecieron un total de 26 reclusos en el mismo centro, según Instituciones Penitenciarias. En el primer año de la serie se produjeron 14 muertes, y en los años siguientes siguió esta macabra serie a razón de cuatro fallecimientos anuales.
Noelia Cotelo Riveiro ha estado en huelga de hambre durante 37 días en la prisión de Briviesca en Ávila. Tanto ella como otras presas denuncian que ha sido víctima de abusos sexuales y torturas continuas por parte de sus carceleros.
Pastora González, del colectivo Nais contra a impunidade, perdió a su hijo Xosé Tarrío en la cárcel, y lleva media vida denunciando las torturas sufridas por presos y presas en España. El relato de Pastora pone los pelos de punta. Fue testigo de los malos tratos sufridos por su hijollegando incluso a verlo esposado a la cama del hospital mientras estaba gravemente enfermo. Afirmaque “las cárceles son centros de exterminio y campos de concentración”.Esta Madre Coraje nos narra el calvario sufrido por su hijo Xosé Tarrío, quien luchó contra el sistema penal y carcelario hasta su muerte en 2005. Aunque Xosé fue condenado a sólo 2 años, 4 meses y un día por un robo menor, terminó cumpliendo 17 años de cárcel por su participación en fugas y motines.
Dejó varios escritos entre los que destaca su libro “Huye, hombre, huye. Diario de un preso FIES”, donde denuncia la crueldad del sistema carcelario español, y cuenta con una plaza en su honor inaugurada por anarquistas en el madrileño barrio de Lavapiés.
Pastora denuncia que, al igual que Xosé, todos los presos y presas sufren unas condiciones y malos tratos deplorables. Destaca el sangrante caso de los presos en régimen FIES, donde son apartados del resto de reclusos y sometidos a fuertes torturas y aislamiento.
Los casos de Diego Viña, muerto “en extrañas circunstancias” en los calabozos de la guardia civil, o José Antúnez Becerra y Javier Guerrero, que han protagonizado largas huelgas de hambre para denunciar su situación, o Gabriel Pombo da Silva, que lleva cerca de treinta años de condena en lo que parece una cadena perpetua encubierta, han quedado invisibilizados por los medios de comunicación. Porque en realidad a nadie, más que a las víctimas y sus familiares y compañeros, les importa.
En España se tortura, según denuncia cada año Amnistía Internacional. En los informes de esta organización se habla de las torturas en las comisarías de la Policía Nacional, en los Cuarteles de la Guardia Civil, en los de las policías locales, en los de las autonómicas. Y todos hemos podido ver las palizas que uno u otro cuerpo de Seguridad del Estado –como se les llama- les propinan a los detenidos en la misma calle, incluso con resultado de muerte como sucedió en Barcelona hace poco más de un año.
España es el cuarto país con mayor número de población carcelaria de Europa, y con el número más elevado de reclusos por habitante, un total de 147,3 presos por cada 100.000 personas.
Solo Reino Unido supera a España en población reclusa. Ellos tienen 148 presos por cada 100.000 habitantes. Contrastan con los 84,6 de Alemania, los 117 de Francia, los 111,6 de Italia, los 67,7 de Holanda, o los 71 de Noruega por citar solamente unos ejemplos.
En España, el número de presos es incomprensiblemente elevado en relación a las cifras de criminalidad, una de las más bajas, con 46,1 delitos por cada mil habitantes frente a los 62,8 de media europea. Porque las cárceles españolas se llenan de negros manteros –hasta los fiscales se atrevieron a protestar por la legislación vigente que “criminaliza la pobreza”-, de pobres drogadictos que han hecho de “camellos” para proporcionarse la dosis, de rateros, de estafadores de poca monta, como la pobre mujer que utilizó una tarjeta de crédito robada para comprar comida y pañales para su niña, de emigrantes que intentan sobrevivir en este cruel país. Las cárceles españolas son el pudridero de los pobres. Mientras estafadores de gran recorrido, véase Miguel Blesa, Rodrigo Rato, Lluís Millet, Jaume Matas, un tal Rus, etc. etc. disfrutan de libertad paseándose en sus coches de alta gama y sus yates de lujo, el padre del niño metido en una maleta en la frontera de Ceuta está en prisión.
Esta es la democracia de nuestro país: organizaciones sociales perseguidas, activistas políticos multados por manifestarse, presos maltratados en las cárceles, encarcelados por ser pobres, drogadictos y  enfermos, sin tratamientos médicos, sin programas de educación y enseñanza, emigrantes miserables reprimidos por serlo. Y detenidos y detenidas torturados y torturadas en todas las comisarías de policías y cuarteles de la Guardia Civil.
Cuando en 1977 escribí “Ser Mujer en las Cárceles de España”, con mi experiencia reciente de haber sido torturada y encarcelada, tenía la esperanza de que aquellas terribles páginas fuesen ya solo el testimonio de tiempos pasados. Hoy, cuarenta años más tarde, no estoy tan segura. Y lo peor, es que ni a los movimientos sociales, ni a los partidos de izquierda, ni a la ciudadanía en general les importa la situación de los presos y presas de nuestro país. Las personas de “bien” consideran que tienen lo que se merecen y se opondrían a que se les liberara porque les pueden robar la cartera en la calle.
En esta perversa campaña electoral que estoy sufriendo, no se oye una palabra sobre este tema porque los candidatos y las candidatas saben que no atrae votos.
De aquellos tiempos de Concepción Arenal, cuando declaró “odia y el delito y compadece al delincuente”, enseña que luce en el frontispicio de los antiguos penales; y de Victoria Kent, la primera Directora General de Prisiones que ordenó romper las cadenas con que se aherrojaba a los presos y las hizo fundir en una estatua que se yergue en Ceuta, como recordatorio perenne de la horrible crueldad del sistema de prisiones;  y Clara Campoamor abogada de tantos presos y presas pobres y perseguidos por una justicia injusta, que hicieron de la defensa de las personas en prisión una de sus causas, y de la exigencia de programas de reinserción y educación una de sus tareas, nos encontramos hoy en un ambiente de absoluta crueldad e indiferencia hacia esas víctimas. No los defienden más que las organizaciones humanitarias a las que nadie hace caso. Ni siquiera aquellos dirigentes políticos que se reclaman preocupados por la gente desde una perspectiva de progreso y democracia.
Los ideales de libertad, igualdad y fraternidad que hace un siglo estaban trasnochados por la proclamación de las revoluciones sociales, se encuentran de nuevo plenamente vigentes. Porque si no los defendemos volveremos a la ignominia de los regímenes feudales que creíamos enterrados.
Madrid, 13 de mayo 2015.

martes, 12 de mayo de 2015

Del blog de mi amigo BIPOLAR

lunes, 11 de mayo de 2015

¿POR QUÉ?

Ayer me encontraba yo tomando un vinito y unas tapas con unos conocidos cuando entre los muchos comentarios y temas de conversación alguien soltó la pregunta, vosotros ¿a quién vais a votar?, la respuestas fueron de lo más variadas como… no sé me lo estoy pensando, yo a ninguno todos son iguales, ya veré primero tengo que leer sus programas, cuando llegó mi turno dije sin dudar, yo voy a votar a PODEMOSpara las autonómicas y para las municipales a la candidatura unitaria GANEMOS FUENLABRADA, entonces se hizo un pequeño e incómodo silencio, roto por uno de los contertulios, que con ese tono que solo pueden poner los que van de sobraos que se creen más listos que el común de los mortales, me disparó la pregunta, sí ¿y por qué?, yo le respondí con otra pregunta, ¿tienes tiempo?, todavía más crecido y arrogante me responde, todo el del mundo, apuro el resto de rioja que queda en mi copa y contesto, sea pues, voy a votar a PODEMOS…

Porque recuerdo la reforma de la constitución que el pp, y el psoe, llevaron a cabo con premeditación y alevosía y sin consultarnos, para tener la cobertura legal que necesitaban para llevar a cabo la gran estafa y expolio que siguió a continuación.
Porque recuerdo la reforma laboral.
Porque recuerdo a los millones de parados.
Porque recuerdo a las miles de familias con todos sus miembros sin trabajo.
Porque recuerdo a los niños que van al colegio con hambre.
Porque recuerdo los comedores escolares cerrados.
Porque recuerdo su reforma de la enseñanza.
Porque recuerdo su financiación de la escuela privada y el abandono de la pública.
Porque recuerdo a los estudiantes que han tenido que abandonar sus estudios por la subida salvaje de las tasas.
Porque recuerdo a todos los jóvenes que han tenido que emigrar buscando un trabajo y un futuro que en su país se les niega.
Porque recuerdo la reforma de la sanidad.
Porque recuerdo como se ha fomentado y financiado el negocio de la sanidad privada en detrimento y descapitalización de la pública.
Porque recuerdo a los enfermos muertos porque se les negó los medicamentos que podían curarlos.
Porque recuerdo a los miles de enfermos que esperan y sufren en listas interminables la atención que nunca llega.
Porque recuerdo a las personas que han dejado de tomar los medicamentos que necesitan por no poder pagarlos.
Porque recuerdo el incumplimiento de la ley de dependencia.
Porque recuerdo a ancianos y dependientes abandonados a su suerte.
Porque recuerdo la desesperación de los familiares de dependientes y recuerdo su lucha y coraje.
Porque recuerdo a los inmigrantes tiroteados y muertos en el mar.
Porque recuerdo la carne rajada y sangrando por las cuchillas de la valla de Melilla.
Porque recuerdo la ilegalidad de las devoluciones en caliente.
Porque recuerdo la inmensa crueldad de negar a los sin papeles (que no ilegales) atención médica.
Porque recuerdo su intento de desprestigiar a los funcionarios.
Porque recuerdo la paga y los días quitados a los trabajadores de la función pública.
Porque recuerdo la lucha de los trabajadores de la sanidad y la enseñanza (funcionarios son) y se la reconozco y agradezco.
Porque recuerdo a Luis Bárcenas.
Porque recuerdo sus sobres con dinero negro.
Porque recuerdo su corrupción.
Porque recuerdo sus robos.
Porque recuerdo la trama de corrupción "Púnica".
Porque recuerdo la trama de corrupción "Malaya".
Porque recuerdo la trama de corrupción de "Los ERE de Andalucía".
Porque recuerdo su amnistía fiscal.
Porque recuerdo los miles de millones que regalaron a los bancos.
Porque recuerdo a Miguel Blesa.
Porque recuerdo a Rodrigo Rato.
Porque recuerdo a las miles de personas a las que con engaños y mentiras los bancos han robado sus ahorros.
Porque recuerdo a las miles de personas a las que los bancos han arrebatado y expulsado de sus casas
Porque recuerdo sus sobornos.
Porque recuerdo a sus ladrones, vulgares chorizos y delincuentes.
Porque recuerdo sus millones en paraísos fiscales.
Porque recuerdo sus patéticas explicaciones en diferido.
Porque recuerdo a la ministra que no ve un Jaguar en su garaje.
Porque recuerdo a la princesa tonta que dice no saber de dónde viene el dinero que su marido el conde robaba a espuertas.
Porque recuerdo su verborrea barata y sus promesas incumplidas.
Porque recuerdo su desfachatez y poca vergüenza al mentirnos.
Porque recuerdo su prepotencia.
Porque recuerdo su represión.
Porque recuerdo su ley de represión fascista para intentar callarnos.
Por todo eso y muchas cosas más yo voy a votar a PODEMOS y a GANEMOS FUENLABRADA.




lunes, 11 de mayo de 2015

Del blog LA MALQUERIDA


Mañana te corto ese greñero

La niña ha asumido bien el rol de madre.  
Hija-madre, madre-hija.
Se toma el papel muy en serio. Me cuida, me llama, me vigila, me procura, me regaña, me... En un descuido me baña, me viste. Limpia mis decadencias si acaso me faltara valor.
Me sueña.
Come, come, come. ¡Dios que madre tan ella! 

Vamos por la calle...

Cúbreme con tus brazos mi alma. 
Nadie te hará daño. 
Tira bastonazos mamá, dice enojada cuando en la calle la gente presurosa me empuja sin querer -o queriendo- ciega a su entorno. Insensible a su propia mediocridad me arrumban al sitio mismo del desprecio por el ser humano enfermo. Este mundo  no está hecho para los errores de dios. Como todo, los desatinos hay que esconderlos debajo de la vergüenza. Este mundo está hecho para seres perfectos y sin embargo nada me creas como te lo digo.

Ella habla fuerte para que la gente sepa que este aprendiz de quijote femenino lleva un escudero de pelo rojo y cuerpo delgadito como el querer de los poetas. Mi causa está perdida. Mente sana, ¿quieres más? Los molinos de viento ya no se mueven. Se han convertido en realidad. Moles de piedra de una sociedad decadente. Te mereces un novio poeta ¿Aún no lo olvidas? Falta poco.

La niña ata las cintas de mis zapatos -Espera mami no te agaches- haciendo nudos en mi desesperanza, las agujetas no me son obstáculo gracias a ella. No te ates a mi, sé libre como las letras de una canción de amor que me escribieron hace tiempo. Tú madre fue musa mi niña. De Abril y de todo el año. Suerte te de dios o el diablo. Las musas inhiben los esquemas.
Pone un poco de rubor a mis mejillas pálidas. Arregla el pelo rebelde de una madre cada vez más dependiente. Intenta poner orden al cabello peinado para ningún lado. Mañana te llevo a cortarte ese greñero, dice con esa voz de suyo tan mandona mientras los mechones disfrutan sus manecitas. Te voy a comprar pasadores, te enseñaré a ponértelos. Olvida que mi cabeza no admite adornos ni sujeciones. El pelo es sinónimo de mi vida. Barquito al garete. Tuyo es todo el mar que no poca cosa es. No te lo tomes de un sorbo, te puedes ahogar.

Y las rastas -¡a la vejez viruelas!- oh esas rastas como nidos de pájaros mandones sobre mi cabeza. Nidos de petirrojo muriendo de amor. Sangra corazón, te toca sufrir. Nidos de colibríes revoloteando rápido rápido rapidito que se acaba el viento. Libando mieles volubles. Estática vives sin existir. Nidos de pájaros de alas negras, plumaje brillante, pico lacerante en el vaivén de una vida tan así. Graznando en lo alto del tejado no dejan de mirar a su presa. Nido de pájaros balbuceantes exterminando un poquitín las ideas. Pájaros en el alambre. Pi pi pi ¿Pio?

La niña me mira, me acaricia, me defiende. Acompaña mis locuras con besos que al fin y al cabo esos nunca se acaban. ¿Me quieres mamita? Mañana te doy un masaje dice cuando se va quedando dormida. ¿Quién soy para merecerte?

La niña no quiere ser madre. 
Hay tanta miseria, los niños sufren, lloran, mueren. 
No seré verdugo de inocentes. 
Elegido ya un futuro sin hijos. Los príncipes se extinguieron dando paso a los patanes. ¿Este cuento se acabó? Modifica tu destino.

La niña se niega a ser madre. 
Niña reacciona, eres ya madre de tu madre y yo no sé qué hacer para cambiar tu suerte.














sábado, 9 de mayo de 2015

los jodidos y mediocres poetas del montón.....del gran poeta JOSE VILLA

sábado, 9 de mayo de 2015

los jodidos y mediocres poetas del montón


todos esos poetas
de medio pelo
que escribimos nuestros jodidos y mediocres poemas
pensando
que si cada día
que si cada nuevo poema
que escribimos
le ponemos todos los huevos para tratar
de hacerlo mejor
que el anterior
entonces
inevitablemente
a no muy largo plazo
podremos aumentar la calidad
de los susodichos poemas
como si escribir un buen poema fuese
cuestión de practicar
lo suficiente
cuestión de
escribir media docena diaria
de poemas hasta lograr
con el tiempo
llegar a ser capaces
de dominar
algo así como la técnica
que permitiría
escribir
uno tras otro
poemas de puta madre;
todos esos poetas
de tercera división
que escribimos como el culo
mucho me temo
que estaríamos confundiendo
la poesía
con una carrera de tres mil metros
o con la maratón
y
todavía peor que eso
que no vemos
ni aceptamos
que si la poesía realmente fuese
como una carrera de tres mil metros
o una maratón
nunca
pero nunca
por mucho que entrenáramos
y nos alimentáramos de acuerdo con la dieta especial diseñada
para corredores de fondo
por la universidad de nueva york y san francisco
nunca
ni aun así
llegaríamos a tener
la menor opción
de ganar siquiera
una jodida medalla de atletismo
a menos
claro
que algún puto domingo
fuéramos y nos inscribiésemos
en alguna de esas
carreras dominicales
organizadas por tu municipio
como parte del programa de fomento
de una vida sana y saludable
para la población




martes, 5 de mayo de 2015

del blog amigo LA MALQUERIDA



Turbo


Ahí estoy pero no me veo. ¿Vale como prueba? :D)


(Corre MaLquEridA corre)


... ahí fue donde me di cuenta que estaba compitiendo conmigo misma. Soy un rival duro de vencer la verdad sea dicha incluso para mi. Soy mi peor enemigo.

El caso es que ayer participé en la 6a. carrera de Pasos Lentos.

Elegida la categoría me coloqué en el lugar de salida. No quise que corriera nadie de mi familia conmigo (algunos parkinsonianos corren con sus cuidadores). En el último momento y sin pensarlo opté por participar sin cuidador. Ni siquiera quise llevarme el bastón. Era yo contra mi, los demás no existían en ese momento.

En la primera vuelta iba sin expectativas. Aplicaba sin querer esa estúpida frase de ¨No importa ganar, lo que vale es competir¨. Absurdo de lo absurdo. ¿Si no vas a ganar pa´qué chingados participas?. Eso pienso.

A la segunda vuelta empezaba a tomar conciencia de lo que pasaba alrededor. Evitaba mirar a la gente, por si no lo saben, los parkinsonianos podemos inconscientes caminar con naturalidad como si fuésemos dueños del mundo pero si vemos que alguien nos mira ¡mocos! nos convertimos ipso facto en estatuas. Los pies no obedecen, no hay manera de seguir la vida. Bueno si pero cuesta trabajo reanudar la marcha. 

En la tercera vuelta vi que una flaquita (lo digo con cariño por si acaso me lee) y una gordita (igual digo por si las moscas) iban compitiendo entre ellas. Yo era una sombra a su lado. Ni siquiera me veían.

Pensaba que por lo menos llegaría entre los tres primeros lugares. Algo es algo porque iba mermada de las piernitas por la vuelta que dimos todos para que la gente sepa que los parkinsonianos existimos pero, no hay disculpa, todas estábamos igual de cansados. 

En este país somos invisibles para las autoridades de salud sobretodo que ponen muchas trabas para promocionar eventos como la Carrera de Pasos Lentos.

En todo ese tiempo miraba de soslayo a Bruno que corría en la lateral animándome. Escuchaba los ¨Vamos mamᨠde Laura, los aplausos de Barry. Veía a Antonio tomándome fotos y a Pogh echando porras.
No mamen, yo estaba compitiendo. Yo Flor de María MaLquEridA Almaraz, me estaba poniendo a prueba el puto destino.

En la última vuelta vi que la distancia entre la flaquita, la gordita y yo se estaba acrecentando. Dije entre mi: Ah chinga ¿a poco me van a ganar?

No sé qué me pasó. De pronto empecé a oír clarito los ánimos de mi familia. Por arte de magia algo despertó en mi que me hizo liberarme de miedos y lastres sin razón. Fui libre. El plomo que cargaban mis pies se esfumó. Mi cuerpo de robot fue tan liviano como siempre he querido y la cabeza en su cotidiano si si si estaba a mi disposición. ¡Fui dueña de mi por unos instantes! Dios a veces creo en ti.

Metí turbo -dice Bruno- apreté el paso y que me chingo a la flaquita y a la gordita que nunca repararon en una pequeñita que les ganó la victoria. Hasta ahorita se han de estar preguntando de dónde diablos salí.

Llegué a la meta ¡Si señor! esta pinche vieja quejumbrosa llegó en primer lugar. 

Quise levantar los brazos como lo hacen los ganadores pero ¡maldita sea! me dio pena. Me quedé paralizada sin saber qué hacer en la meta. 
Traigo tatuada la derrota, lo mio no es ganar por consiguiente no supe qué hacer con el triunfo en mis manos. Perdiéndome en los laberintos de mis desvaríos esperé a que alguien me rescatara de la mirada complaciente de todos. Dios mio me vieron todos y yo mirando el suelo.

Entonces Laura, para siempre Laura apareció ante mi con su bella sonrisa y sus brazos abiertos. Me aferré a ella y de inmediato sentí como mi familia se unía a mi alrededor en un abrazo grupal. La familia oso me apretujó en su pecho. 

Después me dieron nuestra medalla -no la gané sólo yo sino toda mi familia. Sin ellos soy un barco a la deriva- comimos, bebimos y fuimos felices.

Me felicitaron muchos -está bien, no muchos pero si algunos que valoro en el alma- de Los Apellidos Ilustres, amigos de Laura y gente que sé que me lee gracias a que ella comparte algunas de mis vivencias en facebook.

Y ya, es todo. Flor de María MaLquEridA Almaraz triunfó en algo. 

Chdo ¿no?

















lunes, 4 de mayo de 2015

El PP se desmelena....Por David Torres.

El PP se desmelena

04may 2015
Compartir:facebook twitter meneame
7 comentarios
El PP va camino de reventar de éxito, desintegrado en plena gloria, igual que una de esas estrellas de cine que un día aparece flotando bocabajo en la piscina porque se empeñó en esnifar las rayas blancas del fondo. Su desenfrenada carrera hacia el exceso viene avalada por William Blake y por esos glotones de circo que empiezan desayunando un oso frito y acaban cenándose un pie. No hay día en Génova que no amanezca con un escándalo, una corruptela o una mierda haciendo el pino, pero la estrategia consiste en correr más que el propio hedor. La ley de la inercia los sostiene y ellos hacen como que no se han dado cuenta, al estilo del Coyote, que llevaba medio kilómetro pataleando sobre el aire, rebasada ya la última punta del precipicio, y no caía hasta el momento en que se le ocurría echar un vistazo allá abajo. Por eso es mejor no mirar.
Si no fuese porque casi todos son del régimen (de Dukan), los periódicos deberían inaugurar una nueva sección, a medio camino entre Nacional, Sucesos y Deportes, y llamarla Palangana Porquería, Pestazo a Podredumbre o cualquier cosa con PP. En el momento en que usted está leyendo esto seguro que ya ha saltado otra trampa para ratas, pero a última hora del domingo todavía humeaban los 22.000 euros diarios que cuesta mantener el aeropuerto de Murcia operativo para que den sombra las nubes y el himno valenciano de Alfonso Rus, al que hace ocho años grabaron contando dinero en un coche junto a su hombre de confianza, Marcos Benavent. Después de ir cantando números como los niños de San Ildefonso (“tres mil, cuatro mil, cinco mil, seis mil euuurooooos, doooceee milloooooneeees de peseeeeetaaaaas”), aparece un tal Pepe que le aconseja al presidente de la Diputación valenciana que no trabaje tanto, que se va a herniar. Alberto Fabra le ha aconsejado que dimita pero Mariano igual le da la medalla de oro al Mérito en el Trabajo antes de quitársela a Nadal.
El espontáneo, claro está, tenía que llamarse Pepe, es decir PP, toda una metáfora del votante popular, el gran hallazgo propagandístico de un partido al que más de media España va a seguir votando por las mismas cordiales razones que un forofo es del Betis, del Logroñés o del Madrid. Los cerebros genoveses saben de sobra que su único escape en esta peli porno es la huida hacia delante, sacar más tetas, más bragas sucias, acelerar a tumba abierta como el Torete, ir elevando el volumen hasta que sangren los tímpanos y se derrumbe la discoteca, una estrategia cada vez más difícil tras las defenestraciones públicas de Matas, Bárcenas y Rato. Después de echar a la calle a ancianos, de desahuciar matrimonios con niños discapacitados y de negar la ayuda médica a enfermos graves, los recursos argumentales se les van agotando casi al mismo ritmo que los mandamientos. Por eso, si siguen subiendo las apuestas, no les va a quedar más remedio que empezar a matar niños huérfanos y a comérselos, crudos o cocidos, pero da igual, siempre habrá incombustibles que les voten.
Desengañémonos, el éxito del PP es su descaro a prueba de gurteles, de púnicas, de grabaciones mafiosas, de finiquitos en diferido y de mensajes de apoyo a delincuentes. La gente los adora en bloque por lo mismo que adoran a Jota Erre, porque saben que nunca les va a decepcionar. Hay mendigos que llevan viviendo años en la calle, centrifugados por la miseria, y que aun votarían por la marquesa si les dejaran empadronarse en un banco del parque. Aun cuando le pegaron un tiro en el pecho, Jota Erre resucitó décadas después. Más vale PP conocido que PP por conocer.